Destellos Furtivos

 No puedo continuar sin pararme a observarte . La primavera te ha traído el traje de luces, ha vestido tus ramas con sedas blancas con botones de grana. El sol se levanta cada mañana para contemplar como sacudes tus arterias, se cuela por ellas para derramar sobre la hierba fugitivos  destellos arco iris cuando acaricia tus hojas. Es un privilegio encontrarme contigo cada día en mi camino hacia ese calabozo sombrío , provocas que pare, […]

Sueños fatuos

Me introduje en la bañera muy despacio, como queriendo acariciar el agua con cada centímetro de mi piel y que aquel líquido oleico sal marinado hiciese lo recíproco conmigo. Desde el pequeño cuadro de mando que había en el perfil derecho del jacuzzi pude conectar el hilo musical, elegí Sade y su Paradise, porque, no podía negarlo, aquello era el mismo paraíso.