Sonriente bailarina

Estaba deseando llegar. El peso de los días se había hecho insoportable. Tanto que sus piernas se habían unido sin avisar a la perezosa rutina de aquellos meses y se resistían a seguir pedaleando {…} La mochila de Anabel en aquellos 7 meses se había llenado, penas y alegrías casi por igual, pero en definitiva la notaba menos ligera de lo que habría esperado{…}Abandonó su bicicleta al resguardo de su almendro, y encaminó sus pasos hacia el sendero que bajaba a la orilla del arroyo. El invierno había hecho adelgazar el cauce por lo que sus pasos se prolongaron algo más hasta la orilla. El frio no iba a ser impedimento para un encuentro piel con piel……

Destellos Furtivos

 No puedo continuar sin pararme a observarte . La primavera te ha traído el traje de luces, ha vestido tus ramas con sedas blancas con botones de grana. El sol se levanta cada mañana para contemplar como sacudes tus arterias, se cuela por ellas para derramar sobre la hierba fugitivos  destellos arco iris cuando acaricia tus hojas. Es un privilegio encontrarme contigo cada día en mi camino hacia ese calabozo sombrío , provocas que pare, […]