No olvido

   Yo no olvido, perdono pero no olvido. Quizá pueda llamarse rencor. A mi me gusta pensar que necesito de mi memoria para construirme día a día, para saber quien soy y reconocerme en el espejo cuando me miro. Yo no olvido que mi padre tuvo que trabajar mucho para poder cubrir todas nuestras necesidades. Que en aquella ocasión en la que unos espectros perdidos en el mundo de la heroína , ese mundo que arrastró […]