Sonríe, por favor (II)

…..Cómo un golpe directo al pecho abierto, Sagrario recordó las palabras de su padre el día de su muerte. Doblado sobre una silla de la cocina, encogido como intentando desaparecer también, se mecía sobre sí mismo mientras sollozaba la desesperación a su única hija. Siempre supo que aquella melancolía, aquel luto tan profundo traería malas consecuencias para la frágil salud de su padre. Dejó de trabajar en la fábrica de puertas, donde le dieron baja […]

Sonríe por favor (I)

 Cada vez le parecía más y más pesada aquella maleta. Era mediana, gris, rígida y con ruedas, pero arrastrarla por aquellos empedrados hasta la estación de autobuses era la condena por un delito que aún no había cometido. Sagrario marchaba todos los viernes en el autobús de las cuatro hacia su pueblo, una pequeña aldea de la comarca de Calatrava llamada Picón. No distaba mucho de su residencia de lunes a viernes en Madrid, donde […]