Sueños fatuos

Me introduje en la bañera muy despacio, como queriendo acariciar el agua con cada centímetro de mi piel y que aquel líquido oleico sal marinado hiciese lo recíproco conmigo. Desde el pequeño cuadro de mando que había en el perfil derecho del jacuzzi pude conectar el hilo musical, elegí Sade y su Paradise, porque, no podía negarlo, aquello era el mismo paraíso.

Cap_11 Abre la boca

No te molestes, no hace falta que me acompañes. Estoy bien, ha estado bien. Mañana tengo clase y tengo que terminar un trabajo. De acuerdo, pero te espero mañana. A la misma hora. En el mismo lugar. Eres la caña Sandra. No soporto mucho rato sin verte. Me revientan las pelotas mientras te espero. Ya, si , bueno, pero tampoco necesito tanta sinceridad Luis. Me basta con que me digas que necesitas que la recepción […]

Cap_10 Yago “Hércules” Nogueira

No consiguió conciliar el sueño en todo el camino. Trató de acomodarse en el asiento como pudo, tampoco había demasiado espacio entre los sillones de aquel autobús. Pero Sandra no estaba incómoda solo por el limitado lugar donde tenía que pasar las siguientes 8 horas, la verdadera causa de su inquietud estaban fuera de aquel vehículo. Yago siempre había sido parco en palabras y aquella llamada no había sido la excepción. No había dado más […]

Cap_8 No existe un lugar mejor

Se sentó al lado de su cama, cogió su mano y acaricio la piel de sus alargados dedos con infinita ternura. Parecía dormida, plácidamente  dormida, aunque de vez en cuando contraía el gesto en señal de dolor. Habían decidido sedarla hasta averiguar si se habían producido daños cerebrales o no. O simplemente todo había sido consecuencia del tratamiento que Sandra desconocía que llevaba. Amelia hacía tiempo que estaba enferma, pero había decidido afrontarlo sola. No […]

Cap_6 El sueño de Hormigón

Ya estas aquí Sandra. Empieza tu aventura, esta historia es tu historia y serás quien la construya. Frente al edificio de hormigón armado con ventanales de aluminio dorado, Sandra se repetía estas palabras intentando encontrar la serenidad y confianza para seguir adelante. Debía completar la matricula, elegir turno y todo empezaría a rodar. Eran las 8.15 de la mañana de un 5 de septiembre , por delante le quedaba un largo día de gestiones, lo […]