Escamas en la pared**

Un golpe seco la despertó de repente. Se quedó inmóvil bajo el espectro de saco que cubría su escuálido cuerpo de adolescente. Retiró los mechones de pelo que cubrían sus orejas para poder escuchar bien los ruidos que avanzaban hacia su cuarto. Sofía encogió sus piernas sobre su prominente barriga