Un Tic y una certeza

Cada vez que le hablaba del último sobre rechazado, comprobaba un nuevo tic en su rostro malherido, un pequeño temblor en sus piernas, o cómo se apagaba de a poquito el brillo de sus ojos…