Al otro lado del objetivo

Viernes de madrugada Prefiero no mirar el reloj, se que debe ser tarde porque ya solo oigo el callejón del pasaje repleto necios adolescentes que ahogan su vehemencia y desapego a esta mierda de realidad, en ese alcohol destilado que llaman botellón. No puedo fijar los ojos en la ventana pues hoy no soporto mi reflejo en ningún cristal. Me angustian los días que se escapan sin esa imagen perfecta, ese grabado de blanco sobre […]