Pintar la belleza

 El sol pintaba de malvas y fuego las nubes y el cielo. Jugada con sus pinceles de luz a colorear el gris de un lienzo cada vez mas perdido en las sombras. Reclamaba en cada ocaso el camino hacia la belleza , hacia el calor de sus manos unidas y el valor en sus corazones asustados. Aún no había encontrado respuesta, aún así mantenía la esperanza de recibir la mirada sincera de quienes habían entendido su pictograma. Y entonces tú, humanidad, solo tú, serás el genio que difunda su mensaje , solo tienes que aprender a mirar con los ojos del corazón .

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.