La resaca

No vayas al encuentro de la vida, ella viene sola. Te sorprende o te asusta, te castiga o te abraza, pero sobre todo, te acompaña. No tengas prisa por saber que ocurrirá mañana, no sientas angustia por lo que aún no ha llegado. No aceleres el paso por anticipar ninguna cita. Párate. Mantén la calma, cierra los ojos y respira profundo. Siente este momento, ahora. El murmullo del café mientras se cuela por el filtro […]

Sonriente bailarina

Estaba deseando llegar. El peso de los días se había hecho insoportable. Tanto que sus piernas se habían unido sin avisar a la perezosa rutina de aquellos meses y se resistían a seguir pedaleando {…} La mochila de Anabel en aquellos 7 meses se había llenado, penas y alegrías casi por igual, pero en definitiva la notaba menos ligera de lo que habría esperado{…}Abandonó su bicicleta al resguardo de su almendro, y encaminó sus pasos hacia el sendero que bajaba a la orilla del arroyo. El invierno había hecho adelgazar el cauce por lo que sus pasos se prolongaron algo más hasta la orilla. El frio no iba a ser impedimento para un encuentro piel con piel……