Casita de madera

La casita y su estrella

El día siguiente al de Reyes mi cuerpo deambula entre el cansancio, el empacho y la pena. No es que sea una amante empedernida de las luces, el espumillón y la sensación constante de ser un pésimo Rey mago, no , es que cada año que pasa siento que esa ilusión por la magia de estos días que prende de los ojos de mis pequeños, se va haciendo cada vez más opaca y menos inocente.  […]

Sonríe, por favor (II)

…..Cómo un golpe directo al pecho abierto, Sagrario recordó las palabras de su padre el día de su muerte. Doblado sobre una silla de la cocina, encogido como intentando desaparecer también, se mecía sobre sí mismo mientras sollozaba la desesperación a su única hija. Siempre supo que aquella melancolía, aquel luto tan profundo traería malas consecuencias para la frágil salud de su padre. Dejó de trabajar en la fábrica de puertas, donde le dieron baja […]

No existe antónimo de Navidad

…. Y ¿por qué el resto de año no recogemos juguetes en el colé, o alimentos para quien no puede comer o dinero con el mercadillo solidario como hacemos en Navidad?

Y de nuevo volvió a inquietar mi conciencia con cuestiones tan sencillas para un niño. Realmente, no supe cómo responder a esa pregunta. Bien es cierto que el resto del año no es diferente a Navidad para quien no tiene qué comer, con qué jugar o dónde dormir.