Yemas encarnadas

Yemas encarnadas

Al retomar mi camino, compruebo que las ramas tiene un color rosáceo. Me acerco pues no se ven flores todavía , es demasiado pronto para que brote nada . Las ramas están repletas de yemas tímidamente encarnadas que, prematuras, tienen ganas de abrirse a una nueva estación que les de la bienvenida. Como tú. Siempre esperaste de mi un recibimiento que se quedó encerrado en el cajón de la mesilla, bajo llave y escrito a […]