Pedacitos , volar por la libertad

Pedacitos

Voló. Y perdió la mano que se aferraba a su tacto. Suave , delicado. Esperó un soplo de aire para continuar libre. Pero no llegó,  el viento se negó a ceder y acompasar los pasos de un trapillo que creía en la libertad. Cayó.  Y lloró, al romperse en pedacitos por toparse de bruces con  la realidad.

Alcanzando la paz

Del Ying y el Yan. II parte

No todo puede dejarse atrás en un instante. Por mucho que tu cuerpo quiera estar relajado y presente en ese lugar y  momento para disfrutar, hay ocasiones en las que las experiencia pasadas han dejado heridas tan profundas, que impiden que tu mente sea capaz de despojarse del estrés, el cansancio y la tristeza. Por eso, las primeras horas de estas vacaciones,  estaban siendo un tira y afloja entre lo que nuestro cuerpo y mente querían y […]

cotodecaza

Coto de caza

Sintió una punzada en el pecho cuando apoyo la mano sobre el cartel .”Coto de Caza” leyó. Pero no tenía otra salida. Seguir corriendo o, quizás la muerte. Claudia había recorrido tantas veces aquellos senderos con su perro Flash, que estaba segura de encontrar la salida aún con la poca luz que asomaba ya por el horizonte. Echó un vistazo rápido a los cordones de sus deportivas pero no pudo perder más tiempo en asegurarlos […]

La resaca

No vayas al encuentro de la vida, ella viene sola. Te sorprende o te asusta, te castiga o te abraza, pero sobre todo, te acompaña. No tengas prisa por saber que ocurrirá mañana, no sientas angustia por lo que aún no ha llegado. No aceleres el paso por anticipar ninguna cita. Párate. Mantén la calma, cierra los ojos y respira profundo. Siente este momento, ahora. El murmullo del café mientras se cuela por el filtro […]

Amazonas-del-sigloXXI

Ruido de fondo: Amazonas del SXXI

No soy de las personas que se arrepiente de lo que han hecho en su vida, pero ahora sí, pienso que en realidad, desde allí, pude hacer más por todas nosotras. Desde aquí quiero levantar mi voz y juntar mis manos con la tuyas, y te quiero recordar que mi generación , la del baby-boom, tenía, tiene la oportunidad de cambiar las cosas, porque nuestros padres, principalmente las madres, se dejaron la voz en ser ese “ruido de fondo” que calaba hasta los huesos con la frase de “hija, estudia, sé tu misma y que nunca tengas que depender de nadie”. Y caló, y muy hondo, pero quizás se olvidaron de enfatizar en la otra parte del mensaje, aquella dirigida a ellos, a los hijos, la que debía recordarles algo así como : “Hijo, comparte, reconoce y respeta SIEMPRE, independientemente de su género”. Y ahora yo, soy RUIDO DE FONDO…..